viernes, 13 de julio de 2018

Los Cazadores de V-1: anexo a la parte III (Northrop P-61 Black Widow)

He encontrado algunos datos más y algunas imágenes interesantes de los Northrop P-61 Black Widow relacionadas con las Operaciones Anti-Diver, así que voy a incluirlas en este pequeño anexo.

En el escrito sobre los P-61 hice mención al primer derribo de una V-1 por parte de este modelo, a cargo del Lt Herman E. Ernst y Fl Off Edward H. Kopsel del 422 NFS a bordo del P-61A-5 "Borrowed Time" (42-5547) la noche del 16 de julio de 1944, y también que la noche anterior sufrió la implosión del cono de cola cuando intentaba derribar otro de estos artefactos.He encontrado un pequeño relato de este piloto comentando ambas acciones:

…"Cruzábamos el Canal inglés en nuestra primera misión a 7.500 pies cuando localizamos una Diver que iba a buen paso a 2.000 pies.Bajé el morro de mi P-61 y empujé el mando de gases hacia adelante para reducir la distancia lo más rápidamente posible.La V-1 volaba a 544 km/h .De repente, hubo un fuerte estallido y un tremendo ruido en la cabina.Kopsel gritaba por el intercomunicador, pero yo no podía comprender ni una palabra.Mi primer pensamiento fue que un caza nocturno alemán se había colocado detrás de nosotros y que nos había derribado.... y precisamente en nuestra primera misión.
Segundos después me di cuenta de que el avión todavía respondía, aunque había una cantidad aterradora de ruido.Interrumpí la misión y volé de vuelta hacia Ford.Después de aterrizar descubrimos que el cono de cola de plexiglás se había desintegrado debido a la presión.Este problema se solucionó colocando una pieza plana de plexiglás sobre la abertura.
A la noche siguiente estábamos arriba otra vez y no tardamos mucho en localizar otra Diver.El escenario era parecido a la noche anterior, picado hacia abajo, alineamiento detrás y abrir fuego.Esta vez redujimos la distancia y disparamos varios proyectiles de 20 mm.Estos impactaron por toda la unidad de propulsión y la bomba perdió potencia, se inclinó hacia abajo y cayó al mar.Este resultó ser el primer derribo del 422 en toda la Guerra..."

Como ya comentamos en su momento, disparar a las V-1 desde cerca podía ser realmente peligroso, debido al riesgo de explosión de la ojiva.Los P-61 también tuvieron incidentes de este tipo, como el que les sucedió al Cap Tadas J. Spelis y a su operador de radio el Lt Elutherios "Lefty" Eleftherion, también del 422 NFS, con su P-61 apodado "Kate THE KID", en una misión de patrulla en la que iban acompañados por el oficial de inteligencia de la unidad, el Lt Philip Guba.En vez de encontrar aviones alemanes, lo que encontraron fue una V-1, que a uno de ellos le pareció "una luna llena avanzando tres veces más rápido que un tren de carga".Situados por encima de la V-1, Spelis se lanzó en picado a gran velocidad logrando colocarse detrás de ella.A unos 1.500 pies de distancia, Eleftherion le pidió a Spelis que disparase, pero este quería asegurarse el derribo y continuó acercándose hasta llegar a unos peligrosos 400 pies.Entonces abrió fuego con sus cuatro cañones de 20 mm, y se desató el infierno, como recuerda el oficial de inteligencia Guba:

…"Explotó en un millón de trozos.Justo antes de que nos incendiáramos, parecía como una enorme sandía de neón, volando a toda velocidad hacia nosotros como si fuera sobre unos raíles invisibles.Spelis quedó cegado por la luz e inmediatamente comenzamos un abrupto descenso en picado.Fue un milagro que él consiguiera nivelarnos antes de chocar contra el suelo.El timón izquierdo estaba ardiendo, al igual que el alerón izquierdo y la mitad del elevador izquierdo.Cuando aterrizamos había trozos quemados colgando por todas partes"...

El otro Sqn equipado con los P-61 que consiguió derribos de las V-1, el 425 NFS, también estuvo a punto de sufrir las consecuencias de una de estas explosiones.El 7 de agosto, el Lt Francis V. Sartanowicz y el 2Lt Edward Van Sickel realizaban una patrulla rutinaria sobre el Canal cuando a las 02:25 avistaron el inconfundible penacho de fuego de una V-1 que volaba a unos 3.500 pies de altitud.Abriendo a tope los gases de sus Pratt & Whitney R-2800, se colocaron a la peligrosa distancia de 600 pies detrás de la bomba, abriendo fuego.Los proyectiles impactaron sobre ella arrancando la unidad propulsora del cuerpo principal, que se precipitó en picado explotando poco después, librándose por poco el caza de los efectos de la bola de fuego.

Ya vimos con anterioridad al P-61 "Lady Gen", pero en esta imagen lo vemos con su piloto, el Lt Paul A. Smith, en suelo francés durante el invierno de 1944-45, concretamente en Etain.Pilotando este P-61A-5 (42-5544), Smith se convirtió en "as" de los Black Widow, con los seis derribos de aviones que aparecen como esvásticas, aparte de una V-1.


A la izquierda, el Cap Spelis, que posa junto a su operador de radio el Lt "Lefty" Eleftherion delante de su P-61 "Kate THE KID", en una imagen también del invierno de 1944-45.Meses antes, durante el verano, estuvieron a punto de estrellarse como consecuencia de atravesar la bola de fuego provocada al explotar la V-1 que cazaban.


Las V-1 no podían esquivar los disparos, ni tenían ametralladoras defensivas, ni tampoco podían revolverse y atacar a su cazadores..... pero derribarlas podía convertirse en un asunto muy peligroso, como demuestra este P-61 del 422 NFS "achicharrado" por los efectos de la explosión de una bomba volante atacada desde demasiado cerca.


Otro de los pilotos del 422 NFS que consiguió derribar una V-1 fue el Lt John W. Anderson, que posa en esta imagen junto a un miembro del personal del Sqn delante de su P-61A-5 (42-5553) apodado "TENNESSEE Ridge Runner".Anderson se adjudicó además el derribo de dos aviones alemanes.



Fuente:

-Aviones en Combate: "Ases y Leyendas" Nº23: "Los Black Widow de la II Guerra Mundial".Ediciones del Prado/Osprey Aviation.


miércoles, 11 de julio de 2018

Grumman Wildcat al Servicio de Su Majestad (VIII y última parte)

Las acciones de los Wildcat de la FAA en el último año de la Guerra comenzaron entre finales de enero y primeros de febrero, cuando el convoy del Ártico de ida y vuelta JW-64/RA-64 ofreció la oportunidad de nuevos combates.Entre los buques de escolta estaban los portaaviones HMS Nairana, con el Sqn 835º, y el HMS Campania con el Sqn 813º.Actuando conjuntamente, estos dos Sqn estaban reforzados por un solitario Fairey Fulmar equipado para caza nocturna a bordo del HMS Campania.

Después de varios días de salidas infructuosas, el 6 de febrero el Sqn 813º se anotó el derribo de un Junkers Ju 88, pero como contrapartida perdió uno de los cazas y su piloto por causas desconocidas.El día 10 fueron interceptados otros tres Junkers, y aunque los Wildcat dispararon más de 4.000 proyectiles, la velocidad de los bimotores alemanes y su aprovechamiento de las nubes para despistarlos limitaron las reclamaciones a uno probable y dos dañados.El día 20, el Sub Lt Gordon y el Sub Lt Blanco necesitaron 260 proyectiles de 12,7 mm para anotarse otro Junkers Ju 88 en tareas de observación.Se reclamó otro Junkers como probable ese mismo día en la parte opuesta del convoy.

Uno de los últimos combates de los Wildcat ocurrió el 26 de marzo.Ese día, los Wildcat del 882º Sqn embarcados en el HMS Searcher escoltaban a los Avenger  del 853º Sqn del HMS Queen en un ataque en la costa noruega.Ocho Messerschmitt Bf 109G del III/JG 5 atacaron por debajo de las nubes, consiguiendo la ventaja inicial y dañando uno de los Wildcat Mk VI.Sin embargo, el combate derivó en un encuentro envolvente a bajo nivel, donde el Wildcat no estaba en mucha desventaja frente a los Bf 109.Los pilotos de la FAA reclamaron nada menos que cuatro Bf 109 derribados (lo más probable es que fuesen sólo tres) y uno dañado.

El último combate registrado de los Wildcat de la FAA en Europa tuvo lugar sólo cuatro días antes de que finalizase la Guerra contra Alemania.El cuatro de mayo se lanzó la Operación Judgement contra la base de sumergibles de Kilbotn, cerca de la ciudad noruega de Harstad.En esta acción participaron 44 aviones repartidos de la siguiente forma: 8 Avenger y 4 Wildcat del 846º Sqn mixto del HMS Trumpeter, el mismo tipo y número de aviones del 853º Sqn mixto del HMS Queen, y 20 Wildcat del 882º Sqn que partieron del HMS Searcher.Se hundieron dos buques y un sumergible (el U-711), con la pérdida de un Avenger y un Wildcat, así como de sus cuatro tripulantes.

El HMS Campania, uno de los protagonistas de las últimas acciones de los Wildcat de la FAA.Esta imagen es de junio de 1944, y en su cubierta de vuelo se pueden ver siete Fairey Swordfish Mk III y, a dura penas, a la altura de la torre de mando, tres Wildcat Mk V, todos del 813º Sqn mixto.


Otro de los participantes en los último combates en Noruega y el Ártico fue el HMS Tracker.Aquí lo vemos en una imagen de mediados-finales de 1944, ya que los Wildcat Mk VI del 853º Sqn que aparecen en ella no llegaron a Gran Bretaña hasta julio de ese año, y en diciembre de ese mismo año este portaaviones pasó a depender de la US Navy para ser usado como transporte.A destacar la posición en espera de los aparatos, con sus pilotos dentro de las cabinas, y prácticamente todo el fuselaje fuera de la cubierta apoyado en un soporte para  dejar libre la cubierta de vuelo.


Imagen tomada por uno de los aviones del HMS Trumpeter durante la Operación Judgement, el 4 de mayo de 1945.Los objetivos principales aparecen prácticamente ocultos tras las columnas de agua, pero se llega a apreciar al barco-depósito de municiones Black Watch.Junto a él debe de estar el sumergible Tipo VIIC U-711.Ambos resultaron hundidos.


El HMS Searcher fue el último portaaviones de la Royal Navy en operar con los Wildcat.El 882º Sqn mantuvo a sus Mk VI en servicio hasta octubre de 1945.La imagen es seguramente de 1944, porque los Wildcat que aparecen en cubierta parecen ser Mk V.




RESUMEN

Cuando llegó el Día de la Victoria final, en septiembre de 1945, la FAA disponía de unos 1.179 aviones en servicio con los portaaviones.Esto representa unas cinco veces más que seis años antes, cuando comenzó el conflicto en 1939.Desde su primera llegada en 1940, la FAA recibió un total de aproximadamente entre 1.082 y 1.172 Martlet/Wildcat (ya he comentado las diferencias en las fuentes entre pedidos y recibidos), pero para la época del V-J, sólo el 882º Sqn mantenía 24 Mk VI a bordo del HMS Searcher.El pequeño caza de la Grumman era ya claramente obsoleto desde hacía tiempo, y había sido reemplazado por aparatos superiores.

Su contribución al esfuerzo de guerra británico no fue, desde luego, tan espectacular como en el caso de los EEUU, pero antes de hacer valoraciones subjetivas, veamos un poco de los números:

-Los Martlet/Wildcat de la FAA estuvieron en servicio desde 1940 hasta el final de la Guerra, y llegaron a equipar, en diferentes periodos, un total de 57 Sqn, 36 de ellos de combate y 21 de adiestramiento.

-Con la FAA estuvieron presentes en sitios tan dispares como el Golfo de Vizcaya, el Atlántico Norte, Mar del Norte, Océano Ártico, todo el Mar Mediterráneo, en el Norte de África, África Oriental, Oriente Medio, Océano Índico y Océano Pacífico, consiguiendo derribos de los cuatro países a los que se enfrentaron: Alemania, Italia, Francia de Vichy y Japón.

-Se les acreditaron con seguridad 55 aviones derribados en combates aire-aire (aunque es muy probable que la cifra alcanzase los 67 aviones), frente a cuatro derribos también en combates aéreos, una proporción de 13,7:1.Sólo los Fairey Fulmar obtuvieron mejores resultados en la FAA.Los aviones derribados fueron estos:

-- 13 Blohm & Voss Bv 138
-- 11 Junkers Ju 88
-- 10 Focke-Wulf Fw 200 Condor
-- 4 Savoia-Marchetti SM.79 Sparviero
-- 3 Messerschmitt Bf 109G
-- 3 Morane-Saulnier M.S.406C
-- 2 Potez 63
-- 1 de cada uno de los siguientes modelos: Heinkel He 111, Heinkel He 115, Heinkel He 177, Junkers Ju 290, Bloch 174, Fiat G.50, CANT Z.506, Reggiane Re.2000 y Kawanishi H6K.

Un total de 55 aviones derribados (o quizá 67) no es nada espectacular, comparado con los resultados de otros modelos.Pero los Martlet/Wildcat no se limitaron a la defensa de punto de la Flota, ni tampoco a la escolta de aparatos de ataque.Aparte de esto, realizaron todo tipo de misiones, que fueron desde los ataques a tierra hasta la corrección de tiro para la artillería.

Bajo mi punto de vista, creo que las victorias más importantes fueron los Focke-Wulf Fw 200 Condor, sobre todo los cinco derribados por los aviones del HMS Audacity.Aunque el portaaviones fue hundido posteriormente, dejó claro que los pequeños portaaviones de escolta iban a ser un elemento fundamental en la escolta de convoyes, tanto para la lucha antiaérea como antisubmarina.

Para terminar, creo que los Martlet/Wildcat de la FAA merecen el reconocimiento, como también los F4F Wildcat  de los Marines y de la US Navy, de que les tocó luchar posiblemente en lo más aciago de la Guerra, cuando el enemigo ganaba terreno y parecía, en muchos casos, casi invencible.En esos oscuros momentos, los Wildcat no eran, ni mucho menos, los mejores cazas del mundo.Pero en su papel de caza embarcado eran lo mejor que los Aliados podían presentar para luchar con sus enemigos.


Fuentes:

-Enciclopedia Ilustrada de la Aviación, Editorial Delta, Tomo 11: "Grandes Aviones del Mundo": Grumman F4F Wildcat.Pág. 2745-2751.
-Aviones en Combate: Ases y Leyendas Nº12: "Los Ases del Wildcat de la II Guerra Mundial".Ediciones del Prado/Osprey-Aviation.
-Carrier Operations in World War II, de J. D. Brown.Seaforth Publishing.
-http://www.navsource.org/archives/03/022.htm
-http://www.royalnavyresearcharchive.org.uk/ESCORT/index.htm#.W0ZC-vZuJPb
-https://en.wikipedia.org/wiki/File:HMS_Campania_(D48)_at_anchor_1944.jpg
-http://www.clubhyper.com/reference/wildcatfaaba_1.htm
-http://www.angelfire.com/dc/jinxx1/Wildcat/F4F_pt1.html

domingo, 8 de julio de 2018

Grumman Wildcat al Servicio de Su Majestad (VII)

La llegada de más de 500 ejemplares de las versiones Mk IV y Mk V entre febrero de 1942 y finales de 1943 hizo posible que se multiplicaran los Sqn equipados con los Martlet, que generalmente para finales del 43 iban a parar a los nuevos portaaviones de escolta que entraban en servicio.El pequeño tamaño del aparato, sus alas plegables, y sus buenas condiciones de despegue y aterrizaje los hacía idóneos para estos pequeños portaaviones, que podían embarcar una buena cantidad de ellos más otros aparatos de ataque, haciéndolos idóneos para la lucha antisubmarina, la protección de convoyes o para el apoyo cercano a operaciones de desembarco o de ataque a zonas costeras, sin tener que arriesgar a grandes unidades en estas acciones.Además, resultaba claro que para comienzos de 1944 el modelo estaba ya algo anticuado, y los portaaviones de escuadra, por norma general, se empezaban a equipar con otros modelos de cazas más avanzados.

El primer combate del año 1944 para los Martlet, que sería el primero con los nuevos Mk V, tuvo lugar el 12 de febrero, cuando el HMS Pursuer que actuaba de escolta del convoy OS-67/KMS-41 (Liverpool-Gibraltar-Freetown), mientras se encontraban en la zona del Golfo de Vizcaya, lanzó elementos de los Sqn 881º y 896º para defenderse de los aviones Focke-Wulf Fw 200 Condor y Heinkel He 177 Greif de la Luftwaffe, que al parecer lanzaron bombas de planeo guiadas por radio.En un inusual combate casi al anochecer (19:30 horas), los pilotos de los Martlet reclamaron el derribo de un bombardero de cada tipo, y lograron ahuyentar al resto.
Sólo cuatro días más tarde, el 16 de febrero, el portaaviones HMS Biter, que en compañía del HMS Tracker daba cobertura al grupo de convoyes ONS-29 (Liverpool-Halifax) y OS-68/KMS-42 (Liverpool-Gibraltar-Freetown), mientras se encontraba a unos 320 km al oeste de Irlanda, lanzó sus Mk IV del 811º Sqn contra un avión intruso, que resultó ser un cuatrimotor Junkers Ju 290.Dos pilotos neozelandeses, el Lt W. C. Dimes con el FN252-R y el Lt E. S. Erickson con el FN168-Q alcanzaron al Junkers, pero necesitaron 1.460 proyectiles de 12,7 mm hasta lograr incendiar uno de los motores y lograr derribar al avión a las 10:05 horas, agregando otro modelo a la lista de derribos de los Martlet.Fue un mal día para los Junkers Ju 290 del FAGr 5, porque a las 15.34 horas los operadores de radar del HMS Biter detectaron un segundo Ju 290, y enviaron los vectores de interceptación a los Bristol Beaufighter del 235º Sqn del Mando Costero de la RAF, que lo derribaron a las 15:50.

Martlet Mk IV FN168-Q del Lt Erickson, del 811º Sqn a bordo del HMS Biter, uno de los dos aviones que derribaron a un Junkers Ju 290 el 16 de febrero de 1944.

Estrictamente hablando, este Junkers Ju 290 derribado por los aviones del HMS Biter se puede considerar la última victoria de los Martlet, ya que en marzo de 1944 los nombres británicos de modelos de origen estadounidense se normalizaron según el modelo de EEUU, de modo que desde ese momento se convirtieron oficialmente en Wildcat, y a partir de ahora, así los nombraremos.

Hacía ya bastantes meses que los Sqn de Wildcat de la FAA embarcados volaban por las espantosas aguas del Ártico, pero sin conseguir derribos.Todo esto cambió durante los meses de marzo y abril.El HMS Activity ( con siete Wildcat Mk IV del 819º Sqn) y el HMS Tracker (siete Wildcat Mk IV del 846º Sqn) formaron parte de la escolta del convoy JW/RA-58, que partió de Loch Ewe en el oeste de Escocia con destino a Múrmansk.El convoy recibió mucha atención por parte de la Luftwaffe, y estuvo sometido a continuos ataques por su parte.El 30 de marzo, el Lt Large con el FN122-P y el Sub Lt Yeo con el FN135-Q, ambos del 819º Sqn derribaron un Junkers Ju 88, que sería el primero de una buena serie de victorias casi seguidas: entre los días 31 de marzo y 4 de abril, los dos Sqn reclamaron el derribo de otros seis aparatos, tres hidrocanoas Blohm & Voss Bv 138 y tres Focke-Wulf Fw 200 Condor, lo que elevaba el registro de Condor derribados por parte de los Martlet/Wildcat hasta diez ejemplares desde septiembre de 1941.

A primeros de abril, seis portaaviones de la Royal Navy participaron en la Operación Tungsten, un nuevo intento de echar a pique al acorazado alemán Tirpitz.Dos de ellos, el HMS Pursuer y el HMS Searcher aportaron sus Wildcat Mk V de los Sqn 881º-896º y 882º-898º respectivamente.No participaron en combates aéreos, y su principal cometido fue el de intentar neutralizar las baterías antiaéreas.Unas semanas después, el 1 de mayo, el 819º Sqn del HMS Activity conseguía otro derribo: una vez más el equipo formado por el Lt Large y el Sub Lt Yeo acabaron con un Bv 138 que estaba acechando a un Fairey Swordfish.Durante los siguientes meses de mayo y junio los Sqn 898º y 896º se apuntaron el derribo de otros tres hidrocanoas Bv 138.

Para los pequeños portaaviones de escolta, las cosas se podían poner muy duras debido a la meteorología en el Atlántico o en el Ártico.En la imagen, el HMS Searcher luchando con el mar con unos Wildcat en cubierta.


El compañero durante varios meses del HMS Searcher fue el HMS Pursuer.Esta imagen está tomada posiblemente después de que ambos portaaviones participasen en la Operación Tungsten, y muestra a varios de los Mk V de los Sqn 882º y 898º sobrevolando el buque.


Con la llegada del verano, la actividad de los Sqn de Wildcat se trasladó de nuevo, esta vez a la zona del Canal de la Mancha y de nuevo al Mediterráneo.Fueron pocos los Sqn que estuvieron presentes durante el desembarco de Normandía y las acciones posteriores, aunque algunos, como el 846º (un Sqn mixto de Wildcat Mk V y Avenger a bordo del HMS Tracker) participaron en apoyo a los aviones de ataque en las acciones antibuque en toda la zona del Canal.
En agosto, de nuevo el HMS Pursuer, que ahora embarcaba al 881º Sqn con los nuevos Wildcat Mk VI, y el HMS Searcher, con los Mk V del 882º Sqn, formaron pareja durante la Operación Anvil-Dragoon en el sur de Francia.Los Grumman se limitaron a acciones de ataque y apoyo terrestre, y no hubo combates aire-aire, al igual que con posteridad en el Mar Egeo, donde también apoyaron las acciones para retomar las islas de la zona.


Entre los pocos Wildcat que participaron directamente en las acciones del Día D estuvieron estos Mk V del 846º Sqn.Aquí los vemos preparándose para despegar para una patrulla antisubmarina junto a unos Grumman Avenger, a bordo del HMS Tracker.


Hubo otros Wildcat que también llevaron las Bandas de Invasión del Día D, aunque no estuviesen implicados directamente en las acciones de la zona del Canal, como se aprecia en estos Wildcat Mk V del HMS Pursuer, que patrullaron los Accesos Occidentales en apoyo a los desembarcos.


Antes de continuar, y como llevo por costumbre, hay que hacer mención al nuevo modelo que empezaba a entrar en servicio por esas fechas, el Wildcat Mk VI.Equivalente aproximado al FM-2 de la Eastern, era básicamente la versión final  de serie de este caza, y estaba basado en los prototipos XF4F-8 desarrollados por la propia Grumman, e introducía bastantes diferencias sustanciales.La primera era el motor, ya que montaba el Wright R-1820-56 Cyclone de nueve cilindros en una estrella, con compresor de una etapa y dos velocidades, que alcanzaba unos 1.350 hp de potencia máxima, unos 150 hp más potente que las versiones montadas hasta ese momento.El capó motor, de cuerda corta, era sin embargo algo más largo que  los anteriores modelos equipados con versiones del Wright Cyclone, resultando en un tamaño medio entre estos y los que montaban los P & W Twin Wasp.Presentaba dos aletas a cada lado para refrigeración, y todas las tomas de aire para los sistemas estaban dentro del anillo del capó, incluidas las de los radiadores de aceite, que en todas las versiones anteriores se encontraban bajo las alas.También variaban los escapes, que ahora se situaron en los costados del capó, debajo de las aletas, y que salían por unos rebajes hechos en el fuselaje.El empenaje de cola se agrandó para compensar la mayor potencia del motor, y la célula en general fue aligerada de peso.Desaparecieron definitivamente las dos escotillas inferiores del fuselaje bajo la cabina.Se mantuvieron las alas plegables y las cuatro armas de 12,7 mm con 430 disparos por tubo.Estos cambios mejoraron las prestaciones de velocidad punta y ascensional, así como las características de despegue.

La FAA comenzó a recibirlos en julio de 1944, pero sobre la cantidad exacta recibida y las matrículas que llevaron, la verdad es que las fuentes que he podido consultar difieren, señalando unas cantidades que oscilan entre los 348 y los 370 ejemplares, muchos de ellos entregados ya en las últimas semanas de la Guerra, y que al parecer fueron mandados directamente a Australia y otras zonas del Lejano Oriente.Al menos parece claro que las matrículas de todos ellos empezaban por las letras JV, JW y JZ, lo cual es un buen indicativo para su identificación.

Para finales de 1944 las acciones de los Wildcat volvieron una vez más al frío Ártico.Escoltando al convoy JW-61A se encontraban los portaaviones HMS Nairana con el 835º Sqn y el HMS Campania con el 813º Sqn.El 3 de noviembre, el Lt Leamon y el Sub Lt Buxton del 813º Sqn emplearon 370 proyectiles para incendiar y derribar un Bv 138.Diez días después, fue el turno del Sub Lt Machin y el Sub Lt Davies para derribar otro aparato igual.El 12 de diciembre, durante la vuelta del convoy, el Sub Lt Gordon del 835º Sqn derribó un tercer Bv 138 casi al anochecer.

Terminaban así los combates del año 1944 para los Martlet/Wildcat, año donde se consiguieron gran cantidad de derribos.Para esas fechas, realmente el modelo estaba francamente superado, incluso el más efectivo Mk VI (FM-2), por mucho que hubiesen mejorado sus prestaciones.El tiempo en servicio de estos modelos se terminaba conforme la FAA se iba equipando con modelos mucho más modernos, veloces y con mucha mayor capacidad de carga.Pero el pequeño Grumman aún iba a tener oportunidades de demostrar su valor en el año del final de la Guerra.

El último modelo en entrar en servicio fue el renovado Mk VI, que en esta imagen lleva depósitos suplementarios.Se destaca la nueva cola, con el timón más alto y puntiagudo, así como los escapes en los laterales del capó.Tanto los Mk V como los Mk VI llevaban el mástil de la antena de radio recto, no inclinado como en las versiones anteriores.



Fuentes:

-Enciclopedia Ilustrada de la Aviación, Editorial Delta, Tomo 11: "Grandes Aviones del Mundo": Grumman F4F Wildcat.Pág. 2745-2751.
-Aviones en Combate: Ases y Leyendas Nº12: "Los Ases del Wildcat de la II Guerra Mundial".Ediciones del Prado/Osprey-Aviation.
-Carrier Operations in World War II, de J. D. Brown.Seaforth Publishing.
-http://www.royalnavyresearcharchive.org.uk/ESCORT/index.htm#.W0HjjvZuJPY
-http://www.clubhyper.com/reference/wildcatfaaba_1.htm
-http://www.angelfire.com/dc/jinxx1/Wildcat/F4F_pt1.html
-http://www.armouredcarriers.com/grumman-f4f-martlet-variants/
-http://www.naval-history.net/xGM-aContents.htm
-http://wp.scn.ru/en/ww2/f/574/9/1#1
-http://www.culture24.org.uk/history-and-heritage/military-history/world-war-two/art442388

Los Cazadores de V-1: anexo a la parte III (Northrop P-61 Black Widow)

He encontrado algunos datos más y algunas imágenes interesantes de los Northrop P-61 Black Widow relacionadas con las Operaciones Anti-Div...